Portal Oficial de Turismo de Ibizainfo@ibiza.travelSALA DE PRENSA

Ibiza y sus colles: Ibiza y su ball pagès

Los grandes viajeros saben que cualquier lugar del mundo está guiado por su cultura, es conocido por su tradición y es amado por el arte de su gente.

Los grandes viajeros saben que cualquier lugar del mundo está guiado por su cultura, es conocido por su tradición y es amado por el arte de su gente. Adentrarse en la cultura popular ibicenca es fácil si tienes la oportunidad de presenciar y de disfrutar su ball pagès.

Se trata de la danza ancestral de las Pitiusas, una auténtica representación folclórica en la que un hombre y una mujer bailan acompañados de los instrumentos tradicionales de la isla: el tambor, la flauta, el “espasí” y las castañuelas. Una tradición, con un sonido y baile únicos en el mundo, que sigue viva gracias a las “colles ibicencas”.

El ball pagès es una manifestación cultural en la que los pasos de la mujer distan mucho de los del hombre. Mientras que ellos realizan constantes saltos y hacen sonar grandes castañuelas alrededor de las mujeres, estas se mantienen erguidas, al lado o frente a ellos, haciendo suaves movimientos en forma de curvas.

Los pasos, los instrumentos e incluso la vestimenta, son un arte aprendido y promulgado en las Pitiusas por un total de 14 colles de ball pagès que defienden su permanencia y comparten, además, investigaciones e historia sobre este baile en sus diferentes municipios. Cada grupo refleja una forma de bailar, una forma de conocer y una forma de interpretar la tradición popular. Las colles fomentan las costumbres y las raíces tradicionales desde los más pequeños hasta los más mayores de la casa. Amigos, parejas y familiares llevan años reuniéndose en las plazas, en los pozos y en los parques de cada pueblo de la isla para conservar sus costumbres.

Las colles d’Aubarca, de Can Bonet, l’Horta de Jesús, Sant Rafel, es Vedrà, Sant Jordi, Sa Bodega, Sant Carles de Peralta, es Broll, Balansat, Vila, Labritja y Brisa de Portmany, junto con el Grup Folklòric Sant Josep de Sa Talaia, son parte de la historia viva de la isla.  Gracias a todas ellas, miembros de Federació de Colles de Ball i Cultura Popular, la cultura popular ibicenca se vive, se aprende y se enseña, de generación en generación, con las particularidades de cada uno de sus pueblos.