Portal Oficial de Turismo de Ibiza info@ibiza.travel

La gastronomía en Ibiza, protagonista del invierno

La gastronomía adquiere un papel fundamental durante el otoño debido a la excelencia de la cocina ibicenca.

Gastronomía Ibiza

Octubre y noviembre son meses idóneos para disfrutar de Ibiza ya que muchos de sus establecimientos de ocio no cierran fuera de temporada y sus temperaturas suaves y agradables permiten a los comercios ofrecer una experiencia de ocio que atrae a turistas de distintos rincones del planeta. En este contexto, la gastronomía adquiere un papel fundamental durante el otoño debido a la excelencia de la cocina ibicenca, que cuenta con una materia prima de calidad, propia del Mediterráneo, y en la que mar y tierra tienen un protagonismo compartido que marida a la perfección.

Así, hay muchos restaurantes con exquisitos platos ibicencos que mantienen sus puertas abiertas durante todo el año en los cinco municipios de la isla. Es el caso del restaurante Oleoteca Ses Escoles, situado en una antigua escuela ibicenca ubicada en la carretera de Sant Joan de Labritja y en cuya carta se pueden encontrar diferentes platos típicos, tapas, recetas de autor y auténtica carne a la parrilla, aunque sin duda el ingrediente estrella es su propio aceite de oliva. En este restaurante se pueden degustar desde la típica ensalada payesa hasta multitud de variantes de la tradicional coca. Además, sus instalaciones albergan una tienda con productos artesanales ibicencos.

Otro de los restaurantes más visitados por turistas y residentes de Ibiza es Ca n’Alfredo emplazado en el centro de la ciudad de Eivissa, en la emblemática calle de Vara de Rey, peatonal desde este año. Es uno de los restaurantes más conocidos en la isla, por ser el que más se ciñe a la tradicional gastronomía ibicenca y uno de los más antiguos. En su carta hay una gran variedad de platos elaborados con alimentos de gran calidad. Entre los más demandados está el gallo de San Pedro al horno, el sofrit pagès o la paella ciega.

Situado en esta misma zona se encuentra Sa Brisa Gastro Bar. Todos aquellos que prueban sus creaciones aseguran haber disfrutado de una comida innovadora que mantiene los sabores de siempre. Sa Brisa apuesta por una materia prima de calidad ibicenca fusionada con toques mexicanos; platos elaborados de una manera diferente que siempre sorprenden al comensal. Entre los más apreciados, se encuentran sus croquetas de bullit de peix o su ceviche de corvina con vieira y gambusí.

Otro de los espacios más visitados por los amantes de la gastronomía y que también permanece abierto todo el año es Cana Sofía ubicado en Cala Vedella, en el municipio de Sant Josep de Sa Talaia. Este restaurante propone una cocina de autor que combina de manera sublime el producto local con alimentos internacionales. Entre sus platos más demandados está la panceta ibérica confitada con pulpo y patató ibicenco o el guisat de mero con tripa de bacalao.

También el asador Can Pilot, situado en Sant Rafael,  mantiene su éxito a lo largo de los años gracias a la sencillez y al buen sabor de sus platos, siendo uno de los restaurantes preferidos de los ibicencos. El chuletón de buey es su plato estrella y cuenta con diferentes postres tradicionales caseros como son el flaó o la greixonera.

 Jornadas gastronómicas: ‘Ibiza Sabor’

Estos son solo algunos de los más de 100 restaurantes que abren sus puertas durante todo el año, muchos de los cuáles se suman durante el otoño y parte del invierno a las Jornadas Gastronómicas ‘Ibiza Sabor’ donde se reúnen los mejores chefs de la isla y por supuesto los productos locales con los que se logra una cocina única. Desde hace seis años el Consell d’Eivissa y la Pimeef organizan estas jornadas en las que cada año hay diferentes talleres, cursos, charlas y catas de distintos platos, así como productos maridados con bebidas que tienen su origen en Las Pitiusas. Dos meses para emprender un viaje gastronómico por lo mejor de la cocina de Ibiza con menús adecuados a todos los bolsillos y que no dejarán a nadie indiferente.