Portal Oficial de Turismo de Ibizainfo@ibiza.travelSALA DE PRENSA

Noches de magia e ilusión

La noche Reyes es una experiencia inolvidable para niños de todo el mundo. También en Ibiza.

Reyes magos

La noche Reyes es una experiencia inolvidable para niños de todo el mundo. También en Ibiza.

Melchor, Gaspar y Baltasar no necesitan trineo para llegar a la isla y bajan de un barco, con tiempo para que los más pequeños les puedan saludar cuando recorren las principales calles de la isla.

Una multitud les da la bienvenida y les aclama cuando desfilan en carrozas, repartiendo caramelos y sonrisas. Aunque tienen poco tiempo para repartir todos los regalos, los vemos felices entrando en las iglesias encaladas, subidos a divertidos tractores e incluso encuentran tiempo para entregarles a muchos niños sus regalos personalmente.

Son momentos de magia e ilusión que se viven en Ibiza con especial intensidad, por la cercanía de los tres Reyes Magos: Se nota que les cuesta dejar el clima cálido de la isla y también que les hace felices el gran recibimiento y la hospitalidad que les brindan los ibicencos. Por eso abrazan a los niños, conversan con ellos e incluso se hacen fotos juntos.

Las familias de la isla se vuelcan con sus Majestades: Pequeños y adultos viven esos momentos con gran ilusión e incluso los alcaldes y autoridades dan la bienvenida a los Reyes Magos y les agradecen el viaje.

Cuando se despiden, dejan tras ellos una estela de alegría.
Todos sabemos que el año siguiente volverán.

Corre la leyenda de que Melchor le confesó una vez a un niño de la isla un gran secreto: Si pudiera, elegiría Ibiza para sus vacaciones.
Sabemos que nunca pasará, porque los Reyes Magos prefieren trabajar muy duro todo el año para después repartir los regalos que les han encargado los niños de todo el mundo. No pueden irse de vacaciones ni descansar.

Pero en Ibiza guardamos el secreto de que nuestra isla es uno de sus rincones preferidos y por eso creemos que nunca fallarán en la mágica Noche de Reyes. Cuando lleguen, todos los estaremos esperando.