Portal Oficial de Turismo de Ibizainfo@ibiza.travelSALA DE PRENSA

Perseidas y fiestas de Sant Llorenç de Balàfia

Sant Llorenç de Balàfia está ubicado en el corazón verde de la isla de Ibiza. Este rincón de la mayor de las Pitiusas tiene como centro neurálgico su iglesia y está rodeada por unas pocas casas pero sobre todo por campo.

Sant Llorenç de Balàfia está ubicado en el corazón verde de la isla de Ibiza. Este rincón de la mayor de las Pitiusas tiene como centro neurálgico su iglesia y está rodeada por unas pocas casas pero sobre todo por campo. En este sencillo pueblo únicamente se encuentra un bar, un restaurante, la iglesia y el colegio, pero es conocido en la isla por su merendero, en el que se puede disfrutar de un picnic entre los pinos.

Durante todo el mes de agosto, esta parroquia celebra sus fiestas con bailes, actividades culturales y gastronómicas y un programa cuajado de tradición. Unas fechas en las que se puede disfrutar también de la Lluvia de Perseidas, las estrellas fugaces más potentes y populares, conocidas también como lágrimas de San Lorenzo. Este fenómeno se repite cada año y su máxima actividad tiene lugar del 11 al 13 de agosto, días que coinciden con la celebración de las fiestas de este pintoresco pueblo en el que admirar este fenómeno es uno de sus atractivos.

Este evento es una excusa perfecta para desplazarse hasta Sant Lorenç de Balàfia para disfrutar de un completo programa festivo relacionados con la música y con el arte, y en el que no faltan las obras de teatro, conciertos en directo a cargo de diferentes grupos y bandas de la isla o espectáculos de baile tradicional ibicenco. Asimismo el deporte también tiene un papel protagonista con encuentros como el día del pedal, concursos de tiro con arco o excursiones y caminatas por sus extensos campos.

El día grande de esta población, que tuvo lugar el 10 de agosto, comenzó con el repicar de las campanas y con una misa con procesión en honor al santo que le da nombre. Además también se celebró un desfile de carros, una exhibición de baile folclórico y una degustación de dulces típicos como las “orelletes” o los buñuelos acompañados con vino de la tierra. Por la tarde, las actividades y los fuegos artificiales cobraron vida y a continuación llegó la música con la “Noche de Rock”, así como con los ritmos de los 80 y de los 90 en una fiesta “Flower Power”. Todo este ambiente festivo se combinó con la lluvia de estrellas, este evento astronómico en el que se pueden llegar a observar dos meteoros por minuto.

Aprovechando la excursión os recomendamos que no dejéis de visitar la arquitectura del conjunto rural de Balàfia, que data de la época musulmana y que está considerado Conjunto Histórico de Baleares por representar la arquitectura local de forma más pura. Se trata de un entorno en el que es imprescindible ser especialmente respetuoso, puesto que, aunque sea un lugar atractivo para los turistas, sus casas están habitadas.