Portal Oficial de Turismo de Ibizainfo@ibiza.travelSALA DE PRENSA

El bello espectáculo de los almendros en flor

La floración de los almendros es uno de esos espectáculos de la naturaleza que nos invitan a parar, a respirar y, sobre todo, a disfrutar de su belleza.

La floración de los almendros es uno de esos espectáculos de la naturaleza que nos invitan a parar, a respirar y, sobre todo, a disfrutar de su belleza.

En Ibiza, además de gastronomía, playas, atardeceres y una amplísima oferta de ocio, hay espectáculos únicos que cobran especial importancia en los meses de enero y febrero.

Las suaves temperaturas de la isla permiten que estos árboles, de la familia de las rosáceas, florezcan prematuramente, creando un paisaje visual maravilloso que tiñe los campos de blanco o rosa. Tonalidades que suele depender de la variedad de almendro a la que pertenecen, dejando, en cualquier caso, una estampa bucólica que permanece así hasta finales del mes de febrero.

Hay cientos de almendros en la isla de Ibiza, de diversas variedades, por lo que, por unos caminos u otros, se puede disfrutar de este paisaje. Sin embargo, el rincón por excelencia para admirarlos es el valle de Santa Agnès de Corona que, además, en estas fechas celebra sus fiestas patronales y organiza diversas rutas y excursiones por la zona. En honor a este fruto seco y para deleitarse con las vistas, Santa Agnès de Corona acoge la Festa de s’Ametlla de Corona, el 2 de febrero, y una caminata nocturna con el título ‘Anem de lluna i mirem-nos sa flor’, el 7 de febrero, en la que se puede ver a estos árboles floreciendo bajo la luz de la luna llena.

Muchos de los platos ibicencos cuentan con este ingrediente en su cocina. Así, la almendra es el producto estrella en enero y en febrero, meses que resultan idóneos para disfrutar de la tranquilidad, de las suaves temperaturas y de la sensacional naturaleza ibicenca.

Si además de visitar la isla en estas fechas quieres degustar el fruto de este espectáculo para los sentidos, puedes encontrarlo en  platos como la “borrida de rajada”, que se elabora con raya y patatas y entre cuyos ingredientes se encuentra la almendra picada; el “guisat de peix”, cocinado con pescado de la zona y que cuenta con una picada de almendras y ñoras y postres ibicencos como los “panellets” y la “salsa de Nadal”.