Portal Oficial de Turismo de Ibizainfo@ibiza.travelSALA DE PRENSA

Una escapada romántica: qué ver en Ibiza en tres días

Ibiza es una isla paradisiaca que invita a soñar y a despertar nuestro lado más romántico. Se acerca San Valentín y la isla blanca ofrece…

Ibiza es una isla paradisiaca que invita a soñar y a despertar nuestro lado más romántico. Se acerca San Valentín y la isla blanca ofrece todas las posibilidades para vivir un fin de semana único y descubrir los paisajes más bonitos de este rincón de las Baleares que cuenta con un clima apacible todo el año.

Son muchos los establecimientos hoteleros y agroturismos que disponen de ofertas especiales para vivir un fin de semana largo de ensueño y que incluyen estancia y cena con la mejor gastronomía como telón de fondo para disfrutar del día de los enamorados. Pero, ¿cómo podéis exprimir al máximo este fin de semana del 14, 15 y 16 de febrero?

Día 1:

Visitad la antigua ciudad amurallada de Dalt Vila, ubicada en la ciudad de Ibiza, ya que es uno de los mayores atractivos culturales de la isla, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre sus calles blancas con esencia marinera os recomendamos no dejar de visitar el baluarte de Santa Llúcia con vistas al puerto de Ibiza, el claustro de los dominicos, que es una de las sedes del Ayuntamiento, el Museo Puget o el Museo de Arte Contemporáneo. Coronando este rincón se halla la Catedral de Ibiza de Santa María de las Nieves.

A los pies de la ciudad amurallada hay lugares imprescindibles como el Paseo de Vara de Rey, centro neurálgico y punto de reunión por excelencia de la ciudad, donde hay una gran oferta gastronómica y comercial. Muy cerca se encuentra también el puerto de Ibiza que cuenta con un obelisco dedicado a los corsarios, el único homenaje público a los piratas que existe en el mundo junto con la escultura que los británicos realizaron en honor a Sir Francis Drake.

Por la noche la magia de San Valentín cobrará vida en los numerosos restaurantes de la isla que ofrecen cenas especiales.

Día 2:

El sábado es el día perfecto para visitar otro de los grandes atractivos turísticos de la isla: los mercadillos de Ibiza. Una opción diferente y más desconocida por los turistas es el mercadillo de Sant Jordi, ubicado en el hipódromo de este pueblo, y que cuenta con multitud de puestos con artículos de segunda mano, antigüedades, joyería o stock de tiendas. Asimismo, en el pueblo de Forada, también los sábados, cobra vida al mercadillo más ecológico de la isla que suma diferentes puestos con productos artesanales, así como espacios para adquirir alimentos cultivados ecológicamente. El mercadillo más conocido internacionalmente es el de Las Dalias de Ibiza, el más emblemático, y que propone adentrarnos en su jardín para pasear por sus puestos en los que ofrecen objetos únicos y puestos de artesanos y de artistas que dan vida a piezas exclusivas. Es el plan perfecto para pasar un sábado romántico en el encantador pueblo de Sant Carles de Peralta.

Para terminar esta jornada lo ideal es deleitarse con una puesta de sol ibicenca y contemplarla desde la playa de Cala d’Hort desde la que se ve el islote de Es Vedrà. Otros rincones privilegiados para observar el atardecer son la playa de Platges de Comte o la zona de Ses Variades de Sant Antoni de Portmany.

Día 3:

El último día de vuestro fin de semana romántico no puede faltar una visita al Parque Natural de Ses Salines. Este territorio, de casi 3.000 hectáreas, acoge los antiguos estanques de las salinas, así como las playas de Ses Salines, Es Colodar y Es Cavallet; además alberga en su interior diversas torres de defensa que se pueden contemplar dando un romántico paseo.